Crisis en JxCat
Pugna en JxCat por la sucesión de Torra: la vuelta de Artur Mas o el continuismo de Borràs
Sectores de JxCat apuestan por mantener la línea radical y promocionan a Borràs como sucesora de Torra, mientras el futuro del PDeCAT sigue en el aire

La sucesión de Quim Torra empieza a cocerse dentro del espacio de Junts per Catalunya. Los dos sectores - los afines a Carles Puigdemont y los ex convergentes- siguen su guerra interna para controlar los espacios de poder en el seno de la formación. Torra ya ha anunciado que no será candidato en las elecciones autonómicas, y en su partido los cuadros se preparan para plantar batalla.

Fuentes del partido explican a LPO que desde el 'ala moderada' del PDeCAT apuestan por la vuelta de Artur Mas como candidato de JxCat a presidir la Generalitat. El ex presidente, cuya inhabilitación por la consulta del 9N decaerá en febrero, genera admiración entre algunos sectores de la formación al considerarlo un referente del procés. Este sector defiende volver al diálogo y enterrar la radicalidad por la que se ha caracterizado el partido desde el mandato de Carles Puigdemont. Así, consideran que sería una buena opción para evitar que el ala más crítica con el ex president 'fugado' pudiera dar lugar a una nueva formación política. Estos sectores quieren recuperar cierto perfil ideológico y consideran que Mas es un candidato que generaría amplio consenso.

Sin embargo, Puigdemont tiene otros planes y ve con mejores ojos a la actual portavoz de JxC en el Congreso, Laura Borràs, para ser la candidata en las próximas elecciones catalanas. El propio Torra habría mostrado su disposición a cederle el testigo a Borrás, según ha podido saber LPO. Los cuadros más cercanos a la reconocida puigdemontista confían en su tirón mediático y su discurso duro frente al pactismo de ERC como una forma de atraer votos más radicales del secesionismo. La portavoz podría guardar el puesto al ex president inhabilitado como, según apuntan, lo ha hecho Torra durante este mandato. 

 [ERC pide más tiempo al PSOE para fijar un relato que les salve ante un adelanto electoral en Cataluña

Todavía se desconoce cuál es la intención real de ambos candidatos, puesto que ni Borràs ni  Mas han manifestado abiertamente su voluntad. El ex president podría volver a presentarse a unas elecciones, ya que su inhabilitación por el 9N se termina en febrero de 2020. Eso sí, él ha asegurado públicamente "no tener ganas", aunque no descarta volver "si se lo piden". 

Soledad de Bonvehí

Estos dos sectores coinciden en algo: el rechazo contra David Bonvehí. Los sectores más radicales no entienden por qué el presidente del PDeCAT mantiene vivo el partido, cuando este malvive sin visibilidad dentro de la marca de JxCat. Asimismo, desconfían de los planteamientos del líder de la formación al haberse alineado más de una vez con el sector más moderado.

Fuentes moderadas tachan a "Bonvehí" de traidor. Consideran que ha sido incapaz de frenar el giro de todo el espacio hacia las posiciones actuales y ha acabado por regalar la formación a las personas alineadas con Waterloo: "El momento de romper hubiera sido antes de las elecciones generales y municipales, ahora ya es demasiado tarde", comentan.