Pactos de Gobierno
El PSOE teme que ERC esté haciendo un "paripé" y les debilite de cara a futuras negociaciones
El PSOE activó esta semana el 'Plan B' llamando a Ciudadanos por si fracasan las negociaciones de los independentistas. Según ha podido saber LPO, tanto en Moncloa como en Ferraz existen voces críticas que siguen manteniendo que "ERC no es de fiar"

PSOE y ERC mantienen una reunión este jueves mientras algunas voces de partido y Gobierno piden rebajar las expectativas respecto a los independentistas y reclaman explorar la vía naranja. La Moncloa quiere investir a Pedro Sánchez antes de Navidad mientras ERC sigue pidiendo tiempo al PSOE para celebrar su asamblea (el próximo 21 de diciembre) y fijar una postura común que no les ponga en riesgo de cara a las próximas elecciones catalanas. 

El optimismo por las negociaciones con los independentistas va por barrios en el Partido Socialista. Los más críticos piden mirar ya a Ciudadanos y mantener abierta esa vía por si les falla el plan principal, un Gobierno de coalición apoyado por los separatistas. Fuentes socialistas temen que ERC esté haciendo un "paripé" y, finalmente, les diga 'no' a la investidura de Sánchez. Esta maniobra les debilitaría de cara a futuras negociaciones y en Ferraz ya advierten de que "no hay que parecer que nos arrastramos ante nadie". 

 En Ferraz ya advierten de que "no hay que parecer que nos arrastramos ante nadie"  

Este sería el mayor temor que sostuvieron algunos cuadros dentro del partido, incluido alguien de peso dentro de la Ejecutiva Federal, tras ver al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en el Congreso de los Diputados calificar a Sánchez de "derrotado" y argumentar que por esa razón se podían sentar a hablar. 

Este discurso creó malestar dentro del partido. Algunas voces socialistas defienden que la estrategia de los separatistas consiste en hacer ver que los socialistas son débiles y que el futuro Gobierno depende de los independentistas. Esta postura de los republicanos pretende forzar las negociaciones y llevarles a aceptar posturas de "máximos", en la que han llegado a pedir una mesa de diálogo entre Estados con carácter bilateral entre España y Cataluña. Algo por lo que no están dispuestos a pasar los socialistas, quienes reclaman diálogo dentro de la Constitución y sin relator. 

El PSOE activó esta semana el 'Plan B' llamando a Ciudadanos por si fracasan las negociaciones de los independentistas. Según ha podido saber LPO, tanto en Moncloa como en Ferraz existen voces críticas que siguen manteniendo que "ERC no es de fiar". Aunque la premisa principal es el silencio y que lo van a seguir intentando con la formación de Junqueras. Al fin y al cabo, señalan, "las negociaciones acaban de empezar y es normal" que entre las propuestas de ambas formaciones se presenten acuerdos de "máximos". Desde el equipo negociador del PSOE mantienen la esperanza de que estas metas se rebajen y ambos alcancen un acuerdo beneficioso para España. 

"No descartaría que Cs facilite el Gobierno" de PSOE y Podemos

Algunos barones territoriales siguen mostrando su desconfianza por el pacto con ERC y no descartan abiertamente que Ciudadanos pueda facilitarles un Gobierno de coalición con Podemos, algo que, por el momento, y desde la formación naranja niegan. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, aseguró "no descartar en absoluto un cambio de actitud en Ciudadanos que facilite el Gobierno" de PSOE y Podemos.

Puig dijo este miércoles que la gobernabilidad la pueden facilitar "tanto ERC como Ciudadanos" y que, en el caso de este último, "se trata de que facilite la gobernanza, no tiene que ser un cheque en blanco". En su discurso, Puig recalcó que debe realizarse "una reforma territorial que conjugue la igualdad de los ciudadanos y la diversidad de los territorios", para lo que considera que hay que "acabar con las tentaciones centralizadoras", zanjó.