Pactos de Gobierno
Feijóo toma las riendas del PP ante el "absentismo" de Casado que evita pronunciarse sobre la investidura
Las distintas voces dentro del partido crean confusión en muchos dirigentes. Los populares se instalan en la espera mientras echan en cara a los socialistas que "sus apoyos son muy frágiles para formar un gobierno estable"

En el Partido Popular existen distintas posiciones ante el acuerdo que busca Pedro Sánchez con ERC y la gobernabilidad de España. "Depende con quién hables, te dirán una cosa u otra", señalan desde la formación. Lo cierto es que las apariciones del presidente del PP, Pablo Casado, hablando sobre la investidura han sido mínimas, y en el partido empiezan a pensar que el gallego Alberto Núñez Feijóo lleva las riendas de la formación con el deseo de abstenerse ante Sánchez para evitar 'romper España'. Una posición coincidente con el ex presidente, José María Aznar, que difiere de la línea oficial de Génova en defensa del 'no' a Sánchez. "No vamos a ceder", señalan desde la cúpula del partido. 

Dirigentes populares temen que "tantas opiniones" acaben nublando la posición del partido, tomada desde la dirección nacional y consensuada por todos los cargos en el comité de dirección. Casado mantiene el 'no' a Sánchez y abre la puerta a facilitar su gobernabilidad mediante pactos de Estado entre ambas formaciones. Una opción que, de producirse, obligaría al líder socialista a romper el pacto con Unidas Podemos y echarse en brazos de Ciudadanos. Algo "impensable" en estos momentos para el PSOE, señalan los populares. 

 No nos corresponde salir ahora", inciden algunos populares consultados porque "es Sánchez quién está formando Gobierno 

El malestar en las filas populares por la "desaparición" de Casado es evidente. "Debería de salir más", opina un dirigente. Algunos esperan "más comunicación" por parte de la cúpula y temen que los deseos de algunos cuadros, entre los que incluyen a la portavoz Cayetana Álvarez de Toledo, terminen dejando al partido en una posición que no les corresponde, según las fuentes consultadas. "No nos corresponde salir ahora", inciden fuentes consultadas porque "es Sánchez quién está formando Gobierno". 

[Casado aparta a Cayetana de las conversaciones con el PSOE tras sus discrepancias con la estrategia del PP]

La postura de Álvarez de Toledo, también partidaria de un "gobierno de concentración constitucionalista", le llevó a ser desautorizada y apartada de las negociaciones con el PSOE para la Mesa del Congreso. Aunque estas negociaciones le corresponderían a la portavoz parlamentaria del PP, fue Teodoro García Egea quien acudió a la reunión el pasado lunes. 

La postura de Feijóo, sin embargo, reúne a numerosas voces dentro del PP que apuestan por "dar la cara por responsabilidad de Estado" y "para frenar al independentismo". Tanto Feijóo como Aznar avisaron de que no se van a callar y algunos populares insisten en que "hay que reaccionar". El dirigente gallego aseguró que ningún presidente de comunidad autónoma puede "callarse" ante las negociaciones de los socialistas y los republicanos, porque están aprovechando una investidura "para realizar un cambio de modelo" en España. "Se rompen 40 años de Constitución y Sánchez abre un nuevo periodo constituyente", señaló. 

 [El PP acusa a Sánchez de "meter miedo" a los españoles filtrando la fecha de las terceras elecciones]

Voces que apoyan esta línea también consideran que "eso de dejar la oposición a Vox es mentira" porque "no entraríamos en el Gobierno" y "estaríamos vigilantes" en todo momento del Ejecutivo; la estabilidad de los socialistas dependería -en mayor o menor medida- del PP, apuntan. Lo que sí tienen claro en el partido es que "hay que dejar hacer a Sánchez". Los populares se instalan en la espera mientras echan en cara a los socialistas que "sus apoyos son muy frágiles para formar un gobierno estable". 

La última en hablar ha sido la vicesecretaria de Sectorial del PP, Isabel García Tejerina, quien instó este jueves al PSOE a buscar el apoyo de Cs para la investidura de Sánchez, si finalmente fracasan las negociaciones con sus socios de la moción de censura. Tejerina recalcó en TVE que, si las conversaciones con los nacionalistas no salen adelante, hay otras combinaciones y otras vías sin recurrir al PP que el PSOE no está explorando para sumar un respaldo mayoritario a la investidura de Sánchez. 

"Nadie habla de los diez diputados de Ciudadanos", dijo Tejerina, que recordó que Cs se comprometió durante la campaña electoral a facilitar un gobierno de Sánchez, mientras que el PP nunca dijo que apoyaría un nuevo gobierno del socialista. Fuentes de la dirección conservadora niegan ningún malestar y se escudan en que están demostrando que el PP es un "partido vivo". 

Una gran coalición por la puerta de atrás

Los populares, parcos en palabras estos días, sí demostraron este miércoles con hechos que apoyarán a los socialistas en asuntos de Estado que requiere el país en estos momentos. Así, respaldaron este miércoles el decreto ley de la administración digital que, entre otras medidas, permite al Gobierno actuar con urgencia contra páginas web vinculadas al independentismo. Un órdago que no ha sentado nada bien a las fuerzas separatistas que han visto una gran coalición entre PSOE y PP por la puerta de atrás. 

Esta amplia mayoría a favor dejó muy atrás al bloque contrario al contenido del decreto. Los independentistas podrían ver eliminada 'Identicat', el proyecto de identidad digital soberana que la Generalitat activó el pasado mes de septiembre, queda afectado por la iniciativa del Gobierno de Sánchez, aún en funciones. "Republica.cat", cuyo servidor está localizado fuera de la UE, también. La jugada de los populares provocó malestar en Unidas Podemos y ERC, cuyos diputados señalaron abiertamente a los periodistas que no les gustaría conformar un nuevo Gobierno con Sánchez y que éste se volcara hacia la derecha.