México
López Obrador lanza su Plan de Infraestructura: 147 proyectos y una inversión de 40.000 millones de euros
Varias empresas españolas están interesadas en el ambicioso proyecto del presidente mexicano. El Banco Santander ofrece más de 4.600 millones de euros en financiamiento

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, lanzó este martes junto al sector privado el Plan Nacional de Infraestructura, una iniciativa que contará con 147 proyectos, una inversión por 859.022 millones de pesos (unos 40.000 millones de euros) y el respaldo de la banca. 

Varias empresas españolas ya mostraron su interés en el plan. La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, anunció incluso durante su visita a México que la filial del grupo dispondrá de 100.000 millones de pesos (unos 4.654 millones de euros) para invertir en el proyecto.

La estrategia fue presentada este martes, como se había acordado, desde Palacio Nacional. El presidente fue acompañado en esta conferencia matutina por el jefe de Gabinete, Alfonso Romo, líderes empresariales y secretarios de Hacienda y Economía. Juntos, confirmaron que este anuncio se trata de un compromiso en el que el 70% de las obras planeadas "están muy claras", mientras que el resto aún requiere de revisión. El objetivo es que sea "empujón" para una economía claramente estancada.

 [Exclusiva: El millonario Plan de Infraestructura de López Obrador

El programa completo difiere en algunos aspectos sobre el borrador que se presentó una semana antes: se ampliaron los proyectos y recursos, pero se eliminaron los proyectos urgentes, que pensaban desarrollarse en dos meses y que serían exclusivos para la inversión privada.

En cambio, el proyecto oficial establece que para 2020 deberán realizarse 72 obras con una inversión de 431.318 millones de pesos mexicanos. En este paquete se respeta la cifra original destinada para comunicaciones, con un monto de 86.561 millones, ligeramente por debajo de lo presentado inicialmente y se vuelve el segundo monto más grande destinado para el año próximo.

El rubro al que más recursos le destinarán el año entrante será a turismo, cuya inversión es calculada en 130.964 millones y contempla hasta 9 proyectos. También se desarrollarán proyectos de transporte, -carreteras, ferrocarriles, trenes suburbanos, puertos y aeropuertos, como se establecía anteriormente- agua y saneamiento y salud -con un hospital, también ya anunciado con anticipación-.

A diferencia del borrador al que LPO tuvo acceso, se quitaron todos los proyectos de energía. Como había relatado esta redacción, un fuerte monto estaba destinado para refinerías -57.000 millones- y un gasoducto -por 1.000 millones- en el sur del país. Formaban parte de los 15 proyectos "prioritarios".

Esta mañana, Romo explicó que este sector y el de salud se trabajarán de manera independiente a petición del presidente. "Durante enero se comentará la fecha para presentar algo más concreto en estos dos campos", refirió el funcionario.

Por su parte, Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), explicó que hay una repartición equilibrada de los proyectos en las regiones del país. Así, 32 proyectos del primer paquete estará enfocado en el sur sureste, con una inversión de 137.000 millones; en el centro se desarrollarán 35 por 268.548 millones. 

En cuanto al norte se plantean 33 proyectos con una inversión por 196.701 millones y, además, se contemplan 11 proyectos multirregionales en telecomunicaciones, turismo, agua y transporte por 256.471 millones.

Entre las modificaciones que se pueden observar respecto al borrador que circuló hace dos semanas, se puede observar que para 2020 se contemplan 15 proyectos carreteros, de 42 que deberán estar para el cierre del sexenio y en total implican una inversión por 100.129 millones.

También se modificaron los proyectos ferroviarios y trenes suburbanos. Para el año próximo deberán estar listos tres de los ocho contemplados en el sexenio y que, en total, implican una inversión por 67.544 millones. Entre los que deberán estar listos en 2020 está el tren interurbano México-Toluca, el libramiento Celaya y el puente superior vehicular Tequisistlán, en el Estado de México.