Política catalana
El PSC se acerca al votante de Cs mientras hace equilibros con el independentismo
Fuentes socialistas explican a LPO que sus votantes "se sintieron desprotegidos" en 2017 por la tibieza ante el procés

El PSC se prepara para unas elecciones catalanas, que posiblemente se celebren en invierno o primavera de 2020. Los socialistas saben que una parte muy importante de su potencial votante se fue a Ciudadanos el 21D, por eso quieren allanar el camino para convertirse en una alternativa a Lorena Roldán, aprovechando su fortaleza electoral y la debilidad de sus rivales naranjas. Eso sí, tienen que hacerlo a la vez que marcan su perfil más catalanista en un contexto de negociaciones con Esquerra Republicana para conseguir su abstención.

"Nuestros votantes se sintieron desprotegidos, y hay estudios que se han hecho que lo demuestran", explican fuentes socialistas a LPO. Por ello, el PSC prepara ciertos guiños a este perfil de votante en su documento-marco para el Congreso del partido que se celebrará el próximo 14 de diciembre. Entre estos, destaca su voluntad de "flexibilizar" la inmersión lingüística entre acusaciones a "los nacionalismos" de patrimonializar la lengua. No obstante, aseguraron en declaraciones posteriores que defendían este modelo. "Más catalán donde haga falta y más castellano donde haga falta", aseguró Illa.

[El PSC se reivindica como mediador para desencallar el acuerdo con ERC: "Haremos todo lo posible"]

Este no es el único gesto, puesto que los socialistas catalanes han hecho suyo en el documento-marco otro tema recurrente en Ciudadanos: La despolitización de TV3 y Catalunya Ràdio. Los socialistas catalanes acusan a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) de ser "un instrumento de agitación y propaganda al servicio de una determinada idea política de Cataluña". Los socialistas catalanes lamentan que se haya roto el "consenso" de hace años y aseguran que los medios públicos deberían "recuperar los valores democráticos de un periodismo crítico y responsable". 

Para solucionar esta situación han prometido que harán una nueva Ley de Comunicación de Medios de Comunicación Audiovisual en Cataluña para incorporar nuevos avances a la ley nacional donde se refuerce el "derecho a la diversidad de voces, especialmente, pero no solo, en el ámbito cultural y lingüístico, el derecho a recibir una comunicación plural y transparente, garantizando especialmente el derecho a reconocer la identidad de los editores de medios de comunicación". De la misma forma, piden que se sea escrupuloso con las subvenciones a los medios privados. 

Equilibrios internos

A pesar de todo ello, el partido debe hacer equilibros con su ala más catalanista, sobre todo en un momento en el que ERC tiene la llave de la investidura en España con su abstención. Por ello, el PSC ha vuelto a poner sobre la mesa la idea de que Cataluña es "una nación" en un estado "plurinacional", que el socialismo catalán siempre ha defendido pero que había escondido durante estos comicios electorales. De hecho, José Zaragoza respondió con evasivas a esta pregunta formulada por Cayetana Álvarez de Toledo en el debate de TV3.

Por otro lado, apuestan por una reforma de la Constitución para que España avance hacia un estado federal dentro de una Europa unida en la diversidad: "Mantener el status quo no es para nosotros una opción". Por ello, consideran que "federalismo es reconocimiento, autogobierno compartido, financiación justa y suficiente, respeto a la pluralidad desde la libertad individual y colectiva".  

 Recuerdan que la Carta Magna de 1978 fue la primera en la historia que se aprobó con un muy amplio consenso, aunque "décadas de nacionalismo conservador" hayan "exacerbado los sentimientos" y hayan dividido a los catalanes entre quien lo es y quien no lo es. Consideran que la tergiversación histórica ha generado un sentimiento de animadversión hacia el resto de España con una crisis institucional sin precedentes.