Pactos de Gobierno
El PSC y Colau se reúnen con ERC para investir a Sánchez y allanar un tripartito
Desde el PSC y Unidas Podemos estarían intentando condicionar la abstención de los dirigentes de ERC a cambio de un nuevo tripartito en la Generalitat que deje arrinconados a JxCat y a la CUP, en pro de un gobierno progresista y de izquierdas durante la próxima legislatura

El PSOE y Unidas Podemos buscan condicionar el futuro gobierno de ERC en Cataluña a su abstención para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. El líder socialista y su equipo más cercano llevan los contactos de primer nivel, ello no quita para que otros dirigentes intenten convencer a los republicanos por la vía catalana.  

Los contactos se han mantenido durante este fin de semana entre el líder del PSC, Miquel Iceta, por una parte, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por otro, con dirigentes de ERC. Fuentes conocedoras aseguran a LPO que los contactos se mantienen "discretos" y buscan condicionar a la formación independentista por la vía de aprobar los Presupuestos del Govern y los del Ayuntamiento de Barcelona. Estas informaciones confirmarían el temido tripartito entre ERC, el PSC y los de Colau que JxCat quiere evitar. Por eso, los de Torra proponen una mesa de partidos separatistas que lleve una "respuesta común" ante la investidura de Sánchez. 

 [ERC reclama más gestos de Sánchez para poder abstenerse ante las presiones de los sectores duros]

Desde Unidas Podemos, la 'mano derecha' de Iglesias y de Colau, respectivamente, Jaume Asens y Gerardo Pisarello, estarían intentando condicionar la abstención de los dirigentes de ERC a cambio de un nuevo tripartito en la Generalitat que deje arrinconados a JxCat y a la CUP, en pro de un gobierno progresista y de izquierdas durante la próxima legislatura. 

El pasado miércoles, ERC dio luz verde a los presupuestos de Colau en el Ayuntamiento de Barcelona. Los republicanos permitieron con la abstención que las cuentas se aprueben inicialmente, tras una dura batalla en la que todos estos meses solo han servido de arma arrojadiza entre partidos. Un detalle que levantó suspicacias en JxCat. 

La posible inhabilitación de Torra favorece a ERC

La posible inhabilitación de Torra por el TSJC podría ayudar a acelerar el escenario electoral en Cataluña. El anuncio dejaría en funciones a Pére Aragonès hasta que haya nuevo Govern. Es aquí donde entraría la CUP. Sus cuatro diputados son partidarios de adelantar las elecciones junto a ERC, Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú Podem y el PP. La abstención de Esquerra no vale por sí misma para que la investidura salga adelante si estos otros partidos votan no, y sería necesario que se sumaran a dicha abstención, al menos, o Bildu o JxCat. El camino, por tanto, sigue sin estar despejado para el pacto PSOE-Podemos y la investidura de Sánchez y quedan aún muchas incógnitas por resolver.

Los socialistas han reanudado sus contactos con las fuerzas políticas del Congreso y este lunes la portavoz socialista, Adriana Lastra, se reunió con Néstor Rego, el nuevo diputado del BNG, partido que vuelve a la Cámara tras dos legislaturas fuera. Rego aclaró que el voto del Bloque no dependerá de la posición de otras formaciones nacionalistas, sino que responderá a los "intereses de Galicia", aunque admitió que su apoyo va a depender, entre otras cosas, del compromiso del futuro Gobierno con el "respeto" hacia las "naciones en el Estado" y su disposición al diálogo en Cataluña.

Tanto los socialistas como Unidas Podemos han aprobado este lunes la pregunta que harán sobre el preacuerdo de coalición en sus respectivas preguntas a la militancia. "¿Apoyas el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno progresista de coalición?" preguntará el Partido Socialista a sus militantes, una cuestión parecida a la que hará Unidas Podemos a los suyos: "¿Estás de acuerdo en que participemos en un gobierno de coalición en los términos del preacuerdo firmado por Pablo Iglesias y Pedro Sánchez?. Sí o no". Ni en Ferraz ni en la sede de Podemos se acuerdan de preguntar por el acuerdo con ERC, algo imprescindible en estos momentos. El responsable de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, evitó hablar a la prensa tras la ejecutiva pero sí lanzó un vídeo este lunes para movilizar a la militancia. 

Por su parte, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, hizo una férrea defensa de su pacto con Pedro Sánchez en un artículo que publica el diario británico The Guardian, en el que pone en valor la futura coalición como la mejor garantía que tiene España para frenar el auge de la extrema derecha y proteger las libertades y el Estado de bienestar. Iglesias considera que el próximo Gobierno de coalición puede ser clave para afrontar la crisis catalana y "el hecho plurinacional de España desde el diálogo y la empatía". Y también, añadió, para poner "freno" al "auge de la extrema derecha" con políticas sociales que sean un "cinturón de seguridad para las mayorías sociales vulnerables" ante "la desaceleración económica que vuelve a amenazar lo que queda del Estado del bienestar en Europa".