Pactos de Gobierno
Dirigentes del PSOE temen una fuga de militantes por pactar con ERC
En Ferraz rechazan este discurso y desvelan que el partido ha sufrido numerosas bajas en los últimos años, precisamente, "por no pactar con Podemos"

Dirigentes del PSOE, críticos con el acuerdo de Sánchez con Podemos, temen un reguero de bajas entre la militancia que no entiende las negociaciones con ERC. Pactar con el independentismo fue una de las líneas rojas que pusieron los barones a Sánchez en un Comité Federal en 2015 cuando éste quiso intentar un gobierno con Podemos y el apoyo de los regionalistas y separatistas. 

En el PSOE defendieron entonces que hasta que las fuerzas independentistas no abandonaran sus pretensiones de dividir España, no mantendrían ningún contacto. Incluso, prohibieron a Sánchez hablar con ellos. Cuatro años después, Sánchez y su equipo negociador ya se han reunido con ERC en el Congreso y, según las fuentes consultadas conocedoras de estas negociaciones, han seguido en contacto durante esta semana. La investidura de Sánchez pasa por la abstención de ERC o el sí de Ciudadanos. En el PSOE se reunieron primero con la formación de Junqueras. Algo que no han entendido todos los dirigentes socialistas. 

[Sánchez defiende ahora la postura de Podemos sobre Cataluña y pide una "solución política"]

En los últimos días Sánchez ya ha intentado acercar posturas con los republicanos catalanes y ha dejado en el aire las medidas a las que se comprometió en campaña, como la prohibición de los referéndums ilegales; además de asegurar que la situación requiere de una "solución política". 

La cifra actual de bajas que barajan en Ferraz es de 10.000 afiliados, que han enviado cartas para expresar su malestar por no pactar con Podemos y volver a las urnas el 10N

El castellanomanchego Emiliano García-Page dijo este miércoles que "el Gobierno de España no puede depender de independentistas", incluso el ex presidente Felipe González criticó la actitud de Sánchez al pactar los sillones con Iglesias antes que tener Gobierno. Piensan que no son formas de los socialistas y que podrían pasar una seria factura al partido empezando por causar numerosas bajas en la militancia. 

Estas fuentes apuntan que dar alas ahora a los separatistas supone también el posible 'efecto contagio' en otros territorios, donde los socialistas perderían espacio e infraestructuras. El histórico dirigente Juan Carlos Rodríguez Ibarra hizo público esta semana su disgusto por este acuerdo y amenazó con abandonar el PSOE si Sánchez pacta con Podemos y los independentistas. El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, también aconsejó "irse", en una entrevista, si se conforme el acuerdo de gobierno con los separatistas. 

Y en Ferraz llaman a la calma porque, aunque Sánchez haya firmado un preacuerdo de gobierno de coalición con Unidas Podemos, "la aritmética no da por el momento" y "todavía no hemos anunciado nada más que el documento con Unidas Podemos". 

 [Malestar en ERC ante una abstención a la investidura de Sánchez]

Fuentes del PSOE desvelan que el partido ha sufrido numerosas bajas en los últimos años, precisamente, "por no pactar con Podemos". Estas fuentes sostienen que con la llegada de Sánchez a la Secretaría General en 2014 había 197.000 afiliados al corriente de pago y, tras la negativa de los barones a pactar con la formación de Iglesias, el partido registró "una caída de 3.000 militantes", señalan. 

Desde la vuelta de Sánchez en 2017 el partido también ha sufrido bajas que en Ferraz acusan a no pactar con Unidas Podemos y a la vuelta a las urnas este 10N. La cifra actual de bajas que barajan en la sede socialista sería de unos 10.000 afiliados, aproximadamente. Muchos de estos afiliados, señala en la organización socialista, han enviado cartas a Ferraz para explicar sus motivos y el malestar hacia Sánchez por no haber formado gobierno con Podemos.