Pactos de Gobierno
Sánchez defiende ahora la postura de Podemos sobre Cataluña y pide una "solución política"
Asegura que ambas fuerzas son "las únicas que apuestan por el diálogo para superar la crisis política", y califica el acuerdo de "el único posible"

Pedro Sánchez, que hace unas semanas consideró inconcebible tener a Pablo Iglesias en su Gobierno por pedir un referéndum de autodeterminación, defiende ahora la posición de Podemos sobre Cataluña. Un giro que llega tras el acuerdo sellado el martes entre ambas formaciones y con la vista puesta en ganarse el favor de ERC. El líder socialista ha asegurado que ambas fuerzas son las "únicas organizaciones nacionales que apuestan por el dialogo dentro de la Constitución" y ha abogado por una "solución política". 

En la primera comparecencia pública de Sánchez tras el pacto de Gobierno, por el que Iglesias será vicepresidente de Gobierno, tal como adelantó LPO, el socialista califica ahora la situación de Cataluña como una "crisis política" después de que partidos como ERC y JxCat le exigieran reconocer que existe un "conflicto político" para facilitar su investidura. 

[Podemos quiere dirigir Defensa, Empleo, Vivienda, Industria y Sanidad además de la vicepresidencia de Iglesias]

Sánchez precipitó el acuerdo de coalición con Iglesias para olvidar el fracaso de su fracaso electoral, por la que perdió tres diputados después de una campaña en la que había rechazado de forma vehemente el Gobierno de coalición. Preguntado por su cambio de postura en este punto, el presidente en funciones ha apelado a la esfera emocional y lo ha justificado en la "ambición" de "desbloqueo" de ambas fuerzas. 

"España ha vivido tres procesos electorales en lo que llevamos de año y es evidente que tanto el PSOE como Unidas Podemos tenían una ambición de superar este escenario de bloqueo y ofrecer una salida". 

El socialista ha celebrado lo que considera "un acuerdo ilusionante que abre una etapa de esperanza en la izquierda": En una rueda de prensa en Moncloa, ha abogado por un "gobierno con cohesión, solidaridad y lealtad", unos "elementos esenciales para la acción de Gobierno".

 No aclara si mantiene su compromiso electoral de penalizar los referéndums ilegales 

Sánchez no aclara a los periodistas si mantiene su compromiso electoral de modificar el Código Penal para penalizar los referéndums ilegales; si convocaría una mesa de partidos fuera del Parlament para solucionar el conflicto en Cataluña y tampoco aclara qué le parecen las exigencias de su posible socio ERC -que le pide volver a Pedralbes-. 

El líder del PSOE contestó mediante evasivas: "El diálogo con Cataluña siempre dentro de la Constitución y dentro de la democracia. El Gobierno de España siempre estará a favor de encontrar una solución política. Hay voluntad de superar esta crisis política". 

Sánchez pide "cohesión, solidaridad y lealtad" al resto de partidos, mientras anima a las fuerzas que se niegan a apoyarle a que expliquen qué proyecto tienen ellos para Cataluña. Esto incluye a ERC, que tras una primera reunión este jueves con la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, siguen con el "no es no" a la investidura. La formación separatista pide una mesa de diálogo para empezar de nuevo sobre el documento de Pedralbes. Algo a lo que Sánchez tampoco ha respondido en público. 

El jefe del Ejecutivo se reunió este jueves en Moncloa con el presidente electo del Consejo Europeo, Charles Michel, quien tampoco quiso opinar sobre la euroorden que afecta al ex presidente catalán, Carles Puigdemont, y dos consejeros residentes en Bélgica. "No soy ahora mismo primer ministro belga y no voy a intervenir en este tema", respondió Michel. El belga recordó la separación de poderes existente, que es "un valor muy importante en el Estado de derecho", al tiempo que dijo que no quería intervenir sobre un asunto que afecta a esa separación de poderes.