Elecciones 10N
Albert Rivera dimite de todos sus cargos y deja la vida pública tras el descalabro electoral
El dirigente ha anunciado su dimisión al Comité Ejecutivo de Ciudadanos tras la debacle electoral del 10N donde perdió 47 escaños y dos millones y medio de votos

"Quiero ser feliz". Así se ha despedido Albert Rivera de la política tras el desastre del 10N. El líder de Ciudadanos ha dimitido de la presidencia del partido, ha anunciado que no recogerá el acta de diputado y que, por lo tanto, abandona la política y la vida pública. "Justo o injusto, es lo responsable", sentenció. 

El hasta ahora líder de Ciudadanos consiguió en abril, como él mismo recordó, los mejores resultados de su historia con 57 diputados. Seis meses después apenas ha mantenido 10 después de negarse a facilitar un Gobierno socialista mientras sí que pactó con la ultra derecha en varios Ejecutivos autonómicos. Los naranjas han perdido dos millones y medio de votos y se sitúan  ahora como sexta fuerza, por detrás de Vox, Podemos y ERC.

El dirigente compareció en la noche electoral, donde evitó dar un paso atrás convocando un congreso extraordinario que eligiera el "futuro" del partido. Un día después, Rivera se ha reunido con su ejecutiva y ha hecho efectiva su dimisión en un ambiente de funeral irremediable. En la sede de Ventas reinaba el silencio propio de un tanatorio y en sus dirigentes no había sino lágrimas de tristeza y orgullo a la vez. Su líder ha sido el único que ha asumido la responsabilidad de la debacle y ha sido fiel al mensaje de regeneración que lanzó cuando dio el salto a la política catalana y española.  

"Nunca me he escondido, siempre he arriesgado y he intentado ser coherente y valiente", se defendió. "Por eso dimito, para que este proyecto elija su futuro porque el centro político existe", prosiguió. Y anunció la apertura del próximo congreso en el que se decidirá la nueva dirección de la formación.

Eso es, precisamente,  lo que pedían algunos sectores del partido, que desde hace semanas advertían que, de confirmarse la debacle, Rivera tendría queb "asumir responsabilidades". Muchos apuntan a que Inés Arrimadas es quien tomará la sucesión en Ciudadanos. 

 [Arrimadas se perfila para reemplazar a Rivera en caso de un desplome de Cs el 10N

El liberal reunió a su Comité Ejecutivo, donde se encuentra su núcleo duro, y comunicó su decisión. Durante la reunión pudieron escucharse aplausos en la sede del partido, en el que sería el último homenaje al dirigente catalán. Rivera ha convocado una comparecencia sin preguntas en la sede del partido, donde está previsto que anuncie la decisión.

Bandazos en la estrategia

La estrategia de Cs en los últimos meses reabrió fuertes críticas dentro del partido. El bloqueo a un Gobierno de Pedro Sánchez fue visto por un sector de los naranjas como una oportunidad perdida para cambiar las políticas desde las instituciones. 

Algunas figuras de especial relevancia como Toni Roldán o Francisco de la Torre abandonaron la formación por estas fuertes discepancias. Hoy el propio Roldán ha dado su reconocimiento al ya ex líder de Cs: "Ha pagado sus errores y le honra marcharse ahora. Merece todo mi respeto y reconocimiento", ha expresado en las redes. 

En las últimas semanas Rivera ha tratado de dar un giro radical a su estrategia ante la debacle que anticipaban las encuestas.  En Cs eran conscientes de lo "desideologizado" de su electorado, y es por ello que trataron de apelar al ámbito más personal del votante. Esto explica los gestos de Rivera en las últimas semanas, en las que aparecía con un perro, optó por un carácter más desenfadado, felicitó el embarazo de Inés Arrimadas, o colgó de la fachada de su sede imágenes suyas de cuando era niño. 

Unas líneas que no han servido para frenar su caída. El votante de Ciudadanos se ha refugiado en el PP, que ha pasado de 66 a 88 diputados, y en mayor medida a Vox, que ha duplicado sus asientos en el Congreso y ha obtenido 52 escaños, frente a los 24 que alcanzó en abril. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.