Unión Europea
"España tiene el respaldo absoluto de la UE en las futuras relaciones con Reino Unido sobre Gibraltar"
El portavoz del Parlamento Europeo y de origen catalán recibe a LPO en su despacho en Bruselas y muestra la preocupación europea por el auge de los nacionalismos

A unas horas de celebrar el 30 aniversario de la Caída del Muro de Berlín, y en plena pausa en la Unión por alcanzar un Brexit con acuerdo, LPO entrevista en su despacho en Bruselas a Jaume Duch, director general de Comunicación y portavoz del Parlamento Europeo. 

El alto funcionario, nacido en Barcelona, aborda el auge de nacionalismos y define al independentismo catalán como "la declinación española" de un fenómeno global. Sobre el Brexit, adelanta que el "ciudadano de a pie" no sufrirá las consecuencias tanto como los británicos y pide "aprovechar la crisis" para "sacar del cajón propuestas políticas que no superaron el veto británico". El veto de un estado miembro al que considera "muy complicado". 

La Eurocámara representa a 500 millones de personas, y es la cámara con más representación de todo el mundo. Tres meses después de los comicios europeos, Duch asemeja la institución a un ciempiés ya que "tiene muchas patitas, corre bastante y, al final, acaba llegando".

Europa ya no se divide entre el Este y el Oeste, sino entre quienes están a favor del proyecto europeo y los euroescépticos, alimentados por materias como la inmigración. ¿Qué mensajes lanza la UE para combatir la campaña de desprestigio que ha sufrido y la irrupción del populismo?

Debemos explicar mejor lo que sucede y lo que no. Da la impresión de que seguimos teniendo que gestionar una gran crisis migratoria inexistente hoy en día. La crisis de los refugiados fue en 2015, momento en que constatamos que muchos Estados Miembros no tenían voluntad de hacer frente de forma solidaria y coherente a esos refugiados, pero desde entonces, las cifras han caído enormemente.

De cara al futuro, sin duda hay que prepararse. Hay voluntad en el Parlamento de establecer una Política de Inmigración legal, de entrada legal en la UE, como en EEUU, Canadá, o Australia, pero falta voluntad por parte de los Estados Miembros.

El desempleo es otro elemento que separa a los estados miembros, ¿qué puede hacer la Unión Europea para combatirlo?

En términos de empleo, es importante señalar que se han recuperado alrededor de 10 millones de puestos de trabajo en toda la UE, lo que nos coloca en números previos a la crisis del año 2006/2007. Pero evidentemente, países como España que duplica la media de paro de la Unión Europea, presenta un problema estructural. Del otro lado, países como Croacia o Polonia, cuentan con pleno empleo, por lo que las divergencias son notables entre los distintos casos.

El Parlamento Europeo se ha planteado un Garantía de Empleo Europea, un seguro de desempleo común para toda la EU, pero necesitamos la voluntad de los estados

Sea como fuere, la cuestión es estar preparados para una posible recesión y en el Parlamento Europeo, una vez más, poniendo el dedo sobre la llaga, se ha planteado el establecimiento de una Garantía de Empleo Europea, una especie de seguro de desempleo común para toda la UE financiado con fondos europeos. Es un tema ambicioso, recogido también en el programa de la Presidente electa de la Comisión Europea Von der Leyen, pero de nuevo, necesitamos la voluntad de los Estados.

¿Cómo se vive en el seno del Parlamento Europeo el nacionalismo catalán? 

En instituciones europeas hay una cierta preocupación porque los nacionalismos van en sentido contrario a lo que es la propia integración europea. Tienden a crear distancias, no a acortarlas, y lo que se busca es reducirlas. 

Independientemente de lo que pase en concreto en el caso catalán, en un escenario global que genera cierto miedo de cara al futuro, los automatismos de una parte de la población de pensar que es mejor tomar decisiones en casa, y solo con los de casa, es un fenómeno que podría debilitar la UE. El nacionalismo catalán es la declinación española de algo que de formas diferentes está pasando en diversos lugares.

¿Qué ocurrirá con los escaños vacíos de los eurodiputados secesionistas?

 

En cuanto a las sillas vacías, el Parlamento Europeo respeta la ley y la ley dice que quien comunica al PE quién es diputado o no, son las autoridades electorales de cada país en función del respeto a la legislación electoral de cada Estado Miembro. 

Ahora el asunto se encuentra en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y estamos a la espera. Nosotros creemos que hemos interpretado correctamente la norma y si es así, serán los partidos políticos correspondientes los que tomen las decisiones que consideren oportunas.

Tres meses después de que se renovaran los escaños del Parlamento Europeo y con un 60% de eurodiputados de nueva incorporación, ¿cuáles son los grandes retos para una Eurocámara con más de 190 partidos políticos?

Nos encontramos ante tres grandes hitos, uno interno y dos internos; el interno será el de construir una coalición, una mayoría parlamentaria que sea el punto de referencia de la Comisión Europea de manera que ésta sepa de forma clara las prioridades legislativas del hemiciclo.

En lo que se refiere a los retos externos, debemos aprovechar la crisis del Brexit (cuando se vayan) y revitalizar la Unión Europea, recuperando propuestas políticas que estaban en un cajón porque no consiguieron superar el veto británico, un socio que todos reconocemos como muy complicado.

Hay que aprovechar la crisis del Brexit para recuperar propuestas de la UE que estaban en un cajón porque no superaron el veto británico 

El otro gran desafío es aprobar los presupuestos para el periodo 2021-2027 porque, al final, lo que cuenta es ser conscientes del dinero disponible para gestionar y decidir a qué lo vamos a destinar.

Hasta ahora, la partida presupuestaria designada a la Política Agraria Común y a los fondos de cohesión han tenido un gran peso en el presupuesto de toda la UE, pero la ciudadanía pide grandes inversiones en otras materias nuevas como la investigación, la gestión de la inmigración, la lucha contra el terrorismo, contra el cambio climático, juventud y educación. Es un poco la cuadratura del círculo porque si no hay dinero, es imposible. La negociación promete ser muy delicada.

Brexit y Gibraltar ¿Es una oportunidad para reclamar la soberanía del Peñón por parte de España?

La buena noticia respecto al Brexit, teniendo en cuenta que en cualquier caso que es una mala noticia, es que ha quedado claro que los británicos no se irán sin un acuerdo. Por lo tanto, aunque supone una pérdida, si se van con un acuerdo no será una catástrofe y, probablemente, al ciudadano europeo de a pie no le afectará como al británico.

Aunque el Brexit supone una pérdida, si se van con un acuerdo no será una catástrofe y al ciudadano de a pie no le afectará como al británico

España cuenta con el respaldo absoluto de la UE en las relaciones futuras con Reino Unido en lo que a Gibraltar respecta. España aprovechó para firmar una serie de acuerdos que refuerzan la posición española porque la Unión Europea siempre estará del lado de su Estado Miembro. 

El objetivo principal de España fue utilizar su pertenencia a la UE para que las tesis que se tomen sean favorables a las peticiones españolas: el libre tránsito de más de 8.000 trabajadores españoles a ambos lados del peñón está perfectamente enmarcado.

Además, en las disposiciones sobre el espacio Schengen y de libre circulación del Acuerdo, por primera vez, se reconoce a Gibraltar como una colonia, lo que vuelve a reforzar, en términos políticos, la posición de España.