Elecciones 10N
Vox, a por el voto católico en la jornada de reflexión: anuncia que sus líderes irán a misa antes del 10N
La formación ha anunciado que algunos de sus principales dirigente acudirán a distintas celebraciones religiosas a lo largo del día durante la jornada electoral

Vox no podrá pedir el voto en la jornada de reflexión pero sí pedirá la intercesión divina para lograr unos buenos resultados el 10N. El partido de Santiago Abascal ya ha avanzado qué harán sus principales dirigentes este sábado, jornada previa a los comicios en que está prohibido pedir el voto o participar en actos electorales. Y varios de ellos comparten algo: irán a misa horas antes de acudir a las urnas. 

En las últimas semanas el partido ha intentado apartarse del discurso únicamente ideológico y se ha puesto como objetivo captar el voto obrero de PSOE y Podemos, como adelantó LPO. Un objetivo que podrían haber cumplido en algunas localidades andaluzas, donde los dirigentes del PSOE han dado la voz de alarma por la conversión a Vox de lugares históricamente socialistas. 

[Vox ahora va por el "voto obrero" de PSOE y Podemos]

En las últimas horas previas a las elecciones, las caras más visibles de Vox tratarán de arrancar los últimos votos apelando a las creencias religiosas, y el partido ha anunciado que varios de ellos acudirán a celebraciones religiosas. El secretario general, Javier Ortega Smith, según informa Vox, "asistirá a la Eucaristía en la Plaza Mayor y a la procesión que tendrá lugar por el Día de la Almudena". 

No es el único que se une a la celebración. Según informa la organización, "también Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio acudirán a la catedral para celebrar el día de la patrona de Madrid". Además, el matrimonio "posteriormente irán a comer a "casa de los abuelos"", según ha informado el partido, que también ha adelantado que "pasarán la tarde junto a sus cuatro hijos".

El líder de VOX, Santiago Abascal, pasará la jornada electoral "con su familia y descansando de los más de 15.000 kilómetros recorridos en la furgoneta de campaña en las dos semanas anteriores". El dirigente, según informa la organización "estará muy vigilante de la situación en Cataluña, amenazada por los CDR y sus avisos de intentar boicotear las elecciones".