Exclusiva
Slim aprovecha el regreso del peronismo para avanzar contra Clarín
Es parte de lo que habló el magnate con el presidente electo, Alberto Fernández, en la cumbre que tuvieron en México

Alberto Fernández dejó en Carlos Slim la misma impresión que en gran parte de sus interlocutores en su gira por México: falta de definiciones. Así lo compartió el hombre más rico del país con sus principales directivos. En la reunión del pasado lunes (a la que Slim acudió respaldado por el Vaticano), el presidente electo emitió sus conceptos generales sobre la economía argentina, la región y la desastrosa herencia que recibe. Slim, en cambio, fue cristalino en lo que espera del nuevo gobierno peronista a través de su filial Claro. De ahí que el martes Fernández estuviera declarando que el mercado de telecomunicaciones argentino está demasiado concentrado.

El objetivo de Slim es pelearle activos estratégicos al Grupo Clarín, el actor líder en Argentina en materia de contenidos y telecomunicaciones allí, que compró años atrás la empresa de telefonía Nextel cuyo espectro luego se reconvirtió al segmento de telefonía móvil. Luego llegaría la fusión con Telecom, cuyo titular es el financiero de Monterrey David Martínez. Y se sumó la denuncia del empresario Daniel Vila, quien dijo que Macri lo forzó a vender el espectro que tenía para entregárselo a Clarín, un tema que investiga la justicia.

[Daniel Vila denunció que Macri le armó una causa para extorsionarlo]

Consecuencia de estos movimientos, según los abogados de Slim el Grupo Clarín excede los límites de espectro establecidos en la normativa y debería sacar al mercado parte del mismo. Slim quiere que ese movimiento se de con un cronograma definido. Lo que está en discusión son las cuotas de espectro para telefonía celular, un recurso limitado. Si Clarín no vende, Claro, que es la empresa de Slim, no tiene donde crecer.

En la reunión con Alberto, el magnate mexicano fue cristalino sobre lo que espera del nuevo gobierno peronista a través de su filial Claro. De ahí que tras el encuentro, Fernández estuviera declarando que el mercado de telecomunicaciones argentino está demasiado concentrado

De este modo, el presidente electo queda en medio del fuego cruzado. Tiene una relación estrecha con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, y en paralelo podría encontrar en Slim a un contrapeso de utilidad para la hegemonía que tiene el grupo en Argentina.

A pesar de las turbulencias de la economía argentina, Claro sigue siendo un negocio rentable para Sim. Tiene aproximadamente 25 millones de usuarios y el año pasado ganó casi 500 millones de dólares.


[Alberto confirmó el encuentro con Magnetto: "Cuando me echaron del gobierno me acusaban de ser hombre de Clarín"]

Para agregar emoción a la trama, tanto Slim como David Martínez tienen buena relación con Cristina Kirchner, que en cualquier escenario tendrá peso en el nuevo bloque de poder que se asoma en la Argentina.

Slim tiene dos intereses adicionales al espectro, que le planteó a Alberto en la reunión que tuvieron en México. Por un lado la posibilidad de ofrecer televisión satelital, que en Argentina es un monopolio de Direct TV (AT&T) y por el otro las futuras licitaciones de 5G, donde espera que no haya favoritismos.