Elecciones 10N
Sánchez se disculpa por presumir del control sobre la Fiscalía: "No fui preciso"
El presidente en funciones admite que el cansancio de las múltiples entrevistas le llevaron a expresarse mal después de la rebelión de los fiscales y del propio PSOE

Pedro Sánchez da marcha atrás en sus polémicas declaraciones en las que presumía de controlar la Fiscalía General del Estado desde el Gobierno después de la rebelión entre los fiscales y el malestar en las propias filas del PSOE. El líder socialista hizo uso de su cargo de presidente del Ejecutivo en funciones para convertir la vuelta de Carles Puigdemont a España en una promesa electoral, y un día después reaparece para disculparse sobre ello: "No fui preciso".

En una entrevista de última hora en el plató de La Sexta -después de ser sancionado por la Junta Electoral por el 'electoralismo' de las entrevistas desde Moncloa-Sánchez ha defendido que "el nombramiento del Fiscal General depende del Gobierno de España pero es autónoma". "La verdad es que no fui preciso en la afirmación que hice ayer, tantas entrevistas, tantos micrófonos...", se justificó. 

[Dirigentes socialistas opinan que el "error" de Sánchez con Fiscalía les puede "costar caro" el 10N]

"¿Le está mandando un mensaje a la Fiscalía de 'me equivoqué'?"; ha preguntado el entrevistador. "Sí, hay que ser humilde", ha respondido Sánchez, que ha vuelto a apelar en plena campaña electoral a su condición de presidente de Gobierno en funciones. "Mi trayectoria como presidente de Gobierno ha sido eso, respetar la autonomía del poder judicial". "Lo que quise decir es que no hay nadie por encima de la ley, que hay una sentencia del Tribunal Supremo que señala directamente a líderes independentistas que están huidos".  

Sánchez, que ya el lunes en el debate televisivo se comprometió a traer a Puigdemont a España para que rinda cuentas en la justicia española, ha restado importancia al episodio y ha defendido que son "expresiones que se utilizan en los debates".