Judicial
Reino Unido se disculpa con el Gobierno por el "malentendido" con la euroorden contra Ponsatí
El Gobierno desmiente que el Reino Unido haya rechazado la euroorden contra la ex consellera de Educación y difunde la rectificación emitida por la justicia británica

El Gobierno desmiente que Reino Unido haya rechazado la euroorden que el juez Pablo Llarena reactivó este martes contra Clara Ponsatí y otros dos ex conselleros. La justicia británica respondía a España tachando de "desproporcionado" dicho escrito, pero este miércoles a última hora el Ejecutivo ha difundido una rectificación en la que Reino Unido retira esa expresión y se disculpa por el "malentendido". La euroorden sigue en curso para ser admitida en los tribunales británicos, a falta de que España envíe información adicional.

En un comunicado emitido a última hora del día por Moncloa, defendían que "la solicitud de ejecución de una orden de detención y entrega europea es un proceso de carácter eminentemente judicial" y que las autoridades policiales británicas reciben este escrito a través de un control de admisión -llamado "SIRENE"- controlado por la Agencia Nacional del Crimen, un procedimiento habitual antes de ordenar una detención y paso previo a remitir la solicitud de entrega a las autoridades británicas. 

[Llarena activa la euroorden contra Ponsatí, Comín y Puig]

Sería en este procedimiento previo de admisión donde han requerido a la justicia española información adicional antes de completar la petición de entrega de Ponsatí. "Ha transmitido a las autoridades policiales españolas que es necesario aportar información complementaria", señalaban desde el Gobierno. 

"Pero al hacerlo, han aludido a una calificación como de petición "desproporcionada", expresión que en ningún momento había empleado la National Crime Agency", detallan desde Moncloa, donde especifican que "la solicitud cursada sigue pendiente de ser admitida" y que se "están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa" para poder dar curso a esta petición internacional.

El Gobierno también ha remitido un nuevo escrito recibido por parte del sistema de admisión británico, SIRENE, en el que rectifica el envío anterior. El envío, fechado a las 20.35 horas, las autoridades británicas detallan que "en nuestro mensaje anterior (2019-11-06 08:20 UTC) nuestra respuesta afirmaba de manera incorrecta que el procedimiento era desproporcionado", explica. 

"No es desproporcionado, sólo es actualmente carente de información esencial". Además de pedir esta información adicional, muestra sus disculpas por el error. "We apologize for this miscommunication" (Lamentamos este malentendido)", reza el final del texto.