Debate electoral
Ferraz coordinó a su militancia para aupar a Sánchez en las encuestas post debate
En un nuevo envío masivo a su militancia, el PSOE ofrecía un compendio de enlaces a las distintas encuestas publicadas en los medios

El PSOE sigue movilizando a su militancia ante el temor de una abstención masiva en las urnas el próximo domingo. Ferraz activó la noche del debate electoral sus canales internos para que votasen masivamente a Pedro Sánchez como ganador en las diferentes encuestas que ofrecían los periódicos. Se trata de un movimiento estratégico para intentar condicionar a la opinión pública con el objetivo de que Sánchez salga reforzado después del único debate entre candidatos antes del 10N, ante el temor de que no saliera bien parado

Desde las 21:50 horas de este lunes, diez minutos antes del comienzo del debate, el equipo de campaña del PSOE hizo hasta envíos masivos de mensajes a la militancia y a los dirigentes para que entrasen en una web donde aparecían todos los enlaces de los diferentes medios. "Tu opinión sobre el debate también es muy importante. Aquí encontrarás las encuestas en las que puedes participar. Pásate por esta página de vez en cuando, se actualizará continuamente con las nuevas encuestas que se publiquen", señalan en la propia web

Los socialistas, además, animaron a los suyos a tuitear el debate coordinando los mensajes a través del hashtag #GanaPsanchez. "Tu compromiso es fundamental, contamos contigo. Ahora con #ganaPsanchez y actualizando las encuestas del debate. Entra y vota", enviaron a la militancia por este canal interno. 

 Sánchez vio a una "derecha achantada"   

Los socialistas se mostraron orgullosos de su candidato asegurando que "lo ha hecho muy bien" y "ha sido el ganador del debate porque es el único que propone programa y tiene equipo para llevarlo a cabo", comenta un dirigente. El propio Sánchez dijo este miércoles en un mitin en Valladolid que sólo él es la opción para vencer al bloqueo. 

 [Sánchez gira a la derecha para disputarse con Casado y Abascal los restos del naufragio de Cs]

El presidente del Gobierno en funciones dijo que en el debate electoral se vio a "una ultraderecha envalentonada" y a "una derecha achantada". Sánchez lamentó que ni el candidato del PP, Pablo Casado, ni el de Cs, Albert Rivera, alzaran la voz contra los anuncios del dirigente de Vox, Santiago Abascal, para derogar el aborto o la ley contra la violencia machista. "Callan porque hacen todo lo contrario a lo que hace el PP en Europa o los centristas en Francia, en Holanda y otras partes de Europa, que es combatir a la ultraderecha como se tiene que combatir: aislándola condenando su franquismo, su machismo, su xenofobia y su racismo, condenando todo aquello que representan valores contrarios a la democracia", dijo el candidato del PSOE. 

Sánchez echó de menos que Casado y Rivera no le pidieran explicaciones sobre como "suprimir las comunidades autónomas" que, en su opinión, han dado "oportunidades" a territorios como Castilla y León y el resto de autonomías, a pesar de que el PP, cuando ha gobernado, ha apostado por un "Estado centralista", sin reconocer "nunca la diversidad y la necesidad de extender los servicios públicos esenciales" hasta las pequeñas poblaciones.

En opinión de Sánchez, el debate también sirvió para constatar que "sólo hay dos opciones" el próximo 10 de noviembre: "Votar al PSOE para que se pueda formar gobierno en España o votar al resto de formaciones políticas para continuar con el bloqueo".

Sánchez aseguró que, de conseguir los apoyos suficientes, gobernará con una "respuesta de izquierdas" a los problemas que tiene el país, entre los que ha citado el desempleo, la pobreza infantil, la vivienda y la violencia machista, pero ha añadido que es el "bloqueo" el que impide afrontarlos, por la falta de gobierno. "Vamos a gobernar desde la izquierda, con valores progresistas, para el conjunto de los ciudadanos pero sobre todo para aquellos que más sufren y más necesitan del sector público", zanjó entre aplausos.