La Cumbre del Clima, en España
El encuentro internacional tendrá lugar entre el 2 y el 13 de diciembre, según ha confirmado la ONU, después de que Chile lo cancelara por las protestas

Madrid acogerá finalmente la Cumbre del Clima (COP25) entre los días 2 y 13 de diciembre, después de que el Gobierno de Chile tuviera que cancelar el encuentro debido a las violentas protestas. La ONU ha informado en un comunicado del cambio un día después de que el Gobierno de Pedro Sánchez se ofreciera para celebrarlo en España. 

Tras el anuncio del presidente Sebastián Piñera, de suspender la celebración, en Santiago de Chile, de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), Sánchez, le trasladó la disposición de España a colaborar en todo lo que se requiera incluido, en su caso, acoger la Cumbre del Clima en Madrid.

[Sánchez se ofrece para celebrar la cumbre del clima suspendida en Chile por las protestas]

La Moncloa, en un comunicado, informaba de que "España considera que la acción multilateral en materia de clima es una prioridad en la agenda de Naciones Unidas y de la Unión Europea, que exige el mayor compromiso por parte de todos". Chile, Estado miembro activo de la comunidad Iberoamericana, asumió la presidencia y organización de la COP25 tras la renuncia de Brasil con la llegada al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Sánchez trasladó su solidaridad con el pueblo chileno y entiende la prioridad otorgada por su Ejecutivo a la agenda social nacional. Dado el breve plazo del que se dispone, la importancia de garantizar que la COP25 se celebre con normalidad y en coherencia con las prioridades de la política exterior de España, el presidente del Gobierno en funciones ha querido facilitar un espacio que permita a Chile y a la región Iberoamericana capitalizar su compromiso con el multilateralismo y el inmenso esfuerzo que ha venido realizando desde el inicio de la preparación de la cumbre, hace ahora diez meses.

La presidenta designada de la COP25, la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, comunicó oficialmente a Naciones Unidas esta propuesta, que deberá ser analizada por la Mesa de Gobierno de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático la próxima semana en Bonn (Alemania).