Urbanismo
Merlín entra en la Operación Chamartín por la puerta de atrás
La compañía constructora compra el 14% del mega proyecto inmobiliaria gracias a una operación con el inversor minoritario

Merlin Propierties consigue entrar a la Operación Chamartín después de que el accionista mayoritario, BBVA, rompiera las negociaciones hace un mes. Merlin ha encontrado otra vía para acceder al proyecto urbanístico sin pasar por la gran compañía bancaria, y ha comprado un 14,46% del Distrito Castellana Norte -DCN-, gracias a la compra de gran parte de la deuda de San José, la empresa minoritaria que está en el proyecto junto al BBVA.

Este jueves la sociedad de inversión inmobiliaria (socimi) Mrelin anunció la compra de una participación del 14,46% de DCN de San José, que disponía del 25% del proyecto y que se mantendrá con el 10%. La operación se ha sellado con un pago en metálico de 169 millones de euros y Merlin ha concedido a San José un préstamo que permitirá a este último amortizar en su totalidad el endeudamiento financiero que el grupo constructor tenía con diferentes entidades financieras. 

 [Madrid Nuevo Norte se prepara para otro cambio de presidencia ante la posible salida del BBVA

Esta contraprestación le ha permitido a SanJosé amortizar 100 millones del principal de esta deuda, cuyo saldo vivo ascendía a 176,96 millones de euros. La deuda de San José vencía este jueves, mismo día en que se realizó la operación. 

La Operación Chamartín es un desarrollo urbanístico articulado en las inmediaciones de las vías de la estación madrileña de Chamartín, al norte de la capital. Prevé la construcción de más de 10.000 viviendas, oficinas, comercios y zonas verdes y ocupará una superficie de 2,65 millones de metros cuadrados que se extienden a lo largo de más de cinco kilómetros de longitud en dirección norte, desde los alrededores de la plaza de Castilla hasta el monte de El Pardo. 

 La operación no es definitiva ya que BBVA, socio de San José en Distrito Castellana Norte, tiene preferencia para adquirir las acciones de la sociedad que se vendan, derecho que puede ejercitar en un plazo de quince días a contar desde hoy.