Metro
El metro de Buenos Aires admite que conocía que los coches comprados a Madrid tenían amianto
El titular de Subterráneos de Buenos Aires reconoce que había "documentación" que indicaba la presencia de amianto, un material potencialmente cancerígeno

El titular de Subterráneos de Buenos Aires admitió que los coches comprados en 2011 por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a Madrid contenían materiales con amianto -potencialmente cancerígenos- y reconoció que existía información al respecto antes de su adquisición. Esos coches circularon en la Línea B y algunos trabajadores del Subte, como se le dice al metro en Argentina, ya tienen licencia por tener síntomas de cáncer.

"Es cierto que hay documentación que dice eso pero no había manera de afirmar o validar si esto efectivamente era cierto o no", explicó Eduardo de Montmollin en diálogo con CNN en español sobre la presencia amianto (también conocido como asbesto) en los coches.

"La documentación técnica de un tren pueden llegar a ser unos manuales y carpetas así", explicó de Montmollin haciendo el gesto de una pila muy grande. "Lo que dice es una letra chiquita en la página 473 del tomo cuatro del manual de descripción de partes. En teoría los técnicos de SBASE (Subterráneos de Buenos Aires) ... no puedo garantizar que se hayan leído todas y cada una de las páginas de todos los manuales técnicos", intentó explicar.

En los planos de partes del metro figura el amianto como uno de los materiales de los componentes (ver foto). Sin embargo el presidente de SBASE explicó que los técnicos de Subterráneos de Buenos Aires esperaban que como el amianto era un material prohibido en Europa, los coches adquiridos no contuvieran este material.

"La posición conceptual es que asumimos que si en la documentación figuraba algo, el metro de Madrid había tomado ya partido o había tomado medidas, y que lo que nos estaban vendiendo ellos estaban en condiciones de poder venderlo", explicó.  

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta junto al titular de SBASE

El Secretario General de los Metrodelgados de Buenos Aires, Roberto Pianelli, expresó: "Yo sé que hay material cancerígeno en el subte, pero no me imaginaba que eran capaces de decirlo ellos". Y apuntó contra el presidente argentino y ex alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, por considerarlo "el responsable político de la compra de trenes con material cancerígeno".

"Nosotros recibimos los manuales de los trenes después. Apenas nos los entregan los leímos y en los planos decía amianto", destacó Pianelli en diálogo con el programa El Destape. Y agregó que "los trenes eran chatarra, a precio de nuevo y con material cancerígeno".

"Hicimos reiterados pedidos de informes y los trabajadores del subte se cansaron de denunciar lo que sucedía con la compra de vagones chatarra a España", aseguró la ex legisladora y candidata del Frente de Todos Claudia Neira. 

La presencia de amianto en las formaciones del metro está generando un escándalo tanto en Madrid como en Buenos Aires. En la capital española, las celebraciones por los 100 años del metro madrileño se han visto empañadas por una huelga de maquinistas convocada para este jueves. Los trabajadores reclaman, entre otras medidas, mayores avances en plan de desamiantado del metro de Madrid. 

Además, en diciembre están previstas las primeras citaciones de testigos en la causa que está llevando a cabo la jueza María Isabel Garaizaba por la exposición de los trabajadores del metro madrileño al amianto. Los sindicatos denuncian que al menos tres trabajadores han fallecido de enfermedades derivadas de la exposición al material tóxico.