Elecciones 10N
Génova ve imposible sumar con Cs y Vox por el desplome naranja y se abre a un pacto con PSOE
El PP asume la dicotomía en las consecuencias de la debacle de Rivera: ellos salen beneficiados porque recuperan el voto perdido pero el bloque de las derechas seguirá sin sumar lo suficiente para gobernar

En Génova permanecen atentos a las encuestas, y a menos de un mes de la cita electoral 10N, en el PP ya asumen que, aunque salen "a ganar", no podrán sumar con Ciudadanos y Vox para poder formar gobierno y ya barajan que la única alianza posible sea mediante un pacto entre los dos principales partidos, PP o PSOE.

En Génova son conscientes -y así lo admiten fuera de los focos mediáticos- que la debacle de Ciudadanos prevista en los últimos sondeos tiene para ellos consecuencias contradictorias. Por un lado, buena parte de los votantes perdidos por los de Albert Rivera volverán al Partido Popular. Con ello, Casado se recuperará del batacazo del 28 de abril, cuando registró los peores resultados de la historia de su formación. 

Además, podrá recuperar feudos tradicionales del PP, como Madrid, donde en los comicios anteriores perdieron posiciones y se colocaron en tercera posición: consiguieron solo 7 de los 37 escaños que reparte la provincia, mientras que el PSOE alcanzó los 11 y Cs, 8. Ahora es su oportunidad para frenar el sorpasso naranja justo en uno de los territorios donde más daño podía hacerles. 

[Así es la 'pinza' de la gran coalición para acabar con Ciudadanos]

Pero frente a la alegría del partido por recuperar electores, también se encuentran con un inconveniente mayúsculo: el espectro de votantes de la derecha no se amplía, sino que cambia de siglas. El efecto, según las encuestas internas que manejan y que se confirman en los sondeos publicados estos días, el PP subiría en la medida que baja Cs, sin que el bloque registre apenas cambios respecto a abril. 

El bloque de la derecha no se amplía sino que cambia de siglas, asumen en el Partido Popular

Es decir, la suma de ambas formaciones no alcanzará los 176 diputados necesarios para obtener la mayoría absoluta del Congreso. "De momento, las encuestas no dan la suma", lamenta un alto cargo de Génova.

Otras fentes consultadas por LPO, el PP da por seguro que superará los 100 escaños (frente a los 66 que tienen ahora), un resultado pésimo para Cs, que según las encuestas internas que manejan quedaría con 14 ó 15 escaños. En cambio, Vox resistiría el envite elecctoral y pasaría -siempre según los cálculos populares- de 24 diputados a más de 30. Es decir, incluso en el mejor de los casos (100+15+30) se quedarían alrededor de los 150 asientos en la Cámara baja, lejos de la mitad más uno de la misma.

[Vox, prudente con las encuestas: confían en crecer, pero no en el 'sorpasso' a Cs]

Aun así, mantienen su estrategia de campaña. "Nuestro mensaje es claro: unir en torno al PP lo que Ciudadanos no quiso unir en España Suma. Somos la alternativa y salimos a ganar", mitinean a LPO, no sin culpar a sus socios naranjas de su propio descalabro, precisamente, por no aceptar la coalición electoral. 

El objetivo ahora ya no es alcanzar un Gobierno de derechas, sino obtener aunque sea un solo escaño más que el PSOE con el fin de poder liderar la investidura y exigir, incluso, la abstención que ellos no ofrecieron a Pedro Sánchez. La batalla por la Moncloa la darán, a partir de ahora, en solitario.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.