Cataluña
Los 'comuns' de Colau se lanzan a por el voto del PSC tras el giro 'españolista' de Sánchez
La federación socialista, tradicionalmente más próxima a las tesis del diálogo en Cataluña, se mantiene leal al nuevo discurso de su líder y se arriesga a una fuga de votos hacia los morados

Los comuns ven en el discurso nacional de Pedro Sánchez una oportunidad para desfalcar al PSC en los próximos comicios del 10N y en las futuras autonómicas con mayor intensidad. La filial catalana de Podemos considera que los socialistas catalanes quedan "difuminados" por el giro al centro impuesto en Ferraz y tratará de arrebatar al votante progresista partidario de un referéndum de autodeterminación que esté desengañado con al constitucionalismo abanderado por Sánchez. 

La sentencia del procés podría volver a polarizar la política entre el eje independentismo-constitucionalismo, un escenario en el que las posturas intermedias salen damnificadas, tal como le ocurrió a Podemos en 2017, en los meses del desafío soberanista. La nueva movilización por la sentencia del Tribunal Supremo ha llevado a su filial catalana a fijarse un nuevo objetivo: seducir a los votantes del PSC. 

[Podemos Andalucía pide la amnistía para los condenados por el 'procés' tras el "giro autoritario" del Estado]

Los socialistas de Miquel Iceta han tenido tradicionalmente un carácter propio que les ha llevado a acercarse a las posturas más próximas al soberanismo, y en 2012 llegó incluso a pedir un referéndum pactado para decidir la autodeterminación de Cataluña.

Las tensiones en esta federación entre el discurso catalán y el nacional siempre han estado ahí, pero el horizonte electoral ha llevado al partido a acatar el discurso de Sánchez y a evitar pronunciarse en términos críticos sobre la sentencia del procés. En el PSC se mantienen "leales" al PSOE a pocas semanas de la repetición electoral del 10N, señalan a LPO. La lealtad es total hacia Sánchez, a quien Iceta apoyó rotundamente en las primarias socialistas de 2017. 

Entre los comuns reconocen que "una parte del electorado del PSC no está cómodo" con la actual línea de la formación

Entre los comuns dan por hecho que el PSOE ha entrado a disputar el voto de Cs, y que el alineamiento con el discurso estatal llevará a este trasvase. "Una parte de su electorado no está cómodo con eso", reconocen fuentes del grupo, que consideran que el 'shock' de la sentencia también contribuirá a la movilización del electorado hacia posiciones más catalanistas. 

Consideran que otra de sus bazas es su apuesta por medidas progresistas, y que el socialista más a la izquierda podría plantearse cambiar de opción tanto el 10N como, eventualmente, en las próximas elecciones catalanas que se prevén en unos meses. Unos comicios para los que, según sus encuestas, crecerían respecto a la última cita con las urnas.

[Iglesias ve a Sánchez camino a una gran coalición con el PP]

Es simbólica la relevancia que han otorgado a su cabeza de lista en el Senado, un puesto que han otorgado a Rosa Lluch, hija del ministro socialista asesinado por ETA. En el acto de presentación, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hizo una referencia directa a una bandera abandonada por el PSC y aseguró que "España necesita una mayoría progresista" para, entre otras cosas, "encontrar una solución dialogada para Cataluña. 

No es la única invasión del espacio tradicional del Partido Socialista en Cataluña: en ese mismo acto el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, reivindicó a los comuns como partido soberano y heredero del socialismo catalanista. En este punto, también destacó que el PSC está "desdibujado" y cada vez más subordinado al discurso nacional del PSOE.