Presupuestos
El Gobierno planea una presión fiscal récord para 2020
El Plan Presupuestario enviado a Bruselas proyecta que los ingresos de las administraciones públicas se acerquen al 40% del PIB. Un estudio asegura que la presión fiscal en España está por encima de la media europea

El Gobierno en funciones proyecta una presión fiscal en máximos históricos en 2020. Según el Plan Presupuestario enviado este martes a la Comisión Europea, la recaudación total de las administraciones públicas alcanzará el 39,6% del Producto Interno Bruto (PIB) el año próximo. La cifra supone un aumento de tres décimas en comparación con el 39,3% previsto para este año hasta llegar a los 512.032 millones de euros de recaudación. Si se descuentan las rentas de propiedad y el rubro otros, la presión fiscal pasará del 35,8% de este año al 36,1 proyectado en 2020.

               [El Gobierno rebaja una décima su previsión de crecimiento en 2019 al 2,1%

El alza se debe al aumento de los impuestos sobre la producción y las importaciones, que registrarán un incremento del 4,6% para llegar a los 150.684 millones de euros. Además, los impuestos sobre la renta y riqueza se espera que crezcan a una tasa del 5,1%. 

Las subidas se producen a pesar de que el Gobierno presidido por Pedro Sánchez no contempla en el plan enviado a Bruselas nuevos impuestos, dada la imposibilidad de sancionar unos nuevos presupuestos generales en 2019. El ejecutivo se sigue valiendo de los presupuestos presentados en 2018 por Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda de Mariano Rajoy.

Polémica por los datos de crecimiento

El Plan Presupuestario presentado este martes se ha visto rodeado de polémica, ya que plantea un crecimiento del PIB del 2,1% para 2019 y del 1,8% para 2020, claramente por encima por lo proyectado por casi todos los análisis económicos. Los estudios de entidades como Funcas, Axesor, CaixaBank, BBVA, AFI o el Consejo General de Economistas proyectan en forma unánime un crecimiento por debajo del 2% este año. El Gobierno, en cualquier caso, ha dejado en claro que el Plan Presupuestario enviado a Bruselas es provisional.

"No se lo creen ni ellos", dijo el economista Gonzalo Bernardos Domínguez en La Sexta. El economista José Carlos Díez, en tanto, pronosticó en Twitter que la Comisión Europea emitirá próximamente sus propias previsiones y las mismas, como sucedía durante el Gobierno de Rajoy, serán más negativas.

En ese contexto, tampoco está claro que se puedan cumplir los valores del déficit del PIB anunciados por el Gobierno (2% del PIB este año y 1,7% el próximo) si se profundiza la desaceleración económica y se produce con ello una consecuente caída en los ingresos fiscales.

La presión fiscal en contexto

El incremento de la presión fiscal, no obstante, es un fenómeno que excede a España. En los países de la OCDE, la presión está en sus máximos desde 1965, según estudios recientes. Dentro de ese grupo de países más desarrollados, España no está entre los Estados con mayor presión fiscal.

Sin embargo, a nivel europeo España sí estaría por encima de la media, según un reciente estudio de un think thank cercano a la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales). De acuerdo con el estudio del Instituto de Estudios Económicos (IEE) publicado esta semana, "la presión fiscal normativa en España es un 8% superior al promedio de la Unión Europea.

Se debe tener en cuenta, sin embargo, que las cifras no contemplan a la economía sumergida. "La medición de la presión fiscal siempre suscita debate", comentó a LPO el economista y ex diputado socialista Juan Moscoso. "Habrá que ver además cuánto termina creciendo el PIB en 2020".