Guerra Comercial
El Gobierno no descarta una negociación directa con Trump, si la UE fracasa en la guerra arancelaria
En Moncloa y no descartan trabajar de manera "complementaria" a la negociación europea para buscar una atenuación en los aranceles que afectan a productos de España.

El Gobierno no descarta abrir una vía bilateral de negociación con la administración de Donald Trump para solucionar la guerra comercial con Estados Unidos, si la Unión Europea fracasa en las negociaciones para desactivar los aranceles unilaterales que anunció el presidente norteamericano, después de que un fallo de la Organización Comercial de Comercio le diera la razón a Boeing en la disputa que mantiene con Airbus. 

Las fuentes consultadas por LPO confirman que Moncloa, en coordinación con el Ministerio de Agricultura, ya tiene un plan estructurado por si la Comisión Europea fracasa en las negociaciones y España deba soportar el mayor peso que suponen estos gravámenes. 

Entre los productos que se verían afectados figuran el aceite de oliva que enfrentaría pérdidas de 400 millones de euros y el vino con otros 300 millones. También se verían afectadas las exportaciones de aceitunas y productos porcinos, de acuerdo con una lista distribuida por la Oficina de Comercio Exterior. 

El Gobierno convoca al embajador de Estados Unidos y advierte a Trump: "Europa también es grande""

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, consideró "inaceptables" los aranceles impuestos a España que según los cálculos oficiales supondrían unas pérdidas de 1.000 millones. Estados Unidos anunció que el 18 de octubre entrarán en vigencia los nuevos aranceles a la Unión Europea, con mayor peso en los cuatro países -Francia, Alemania, Reino Unido y España-, que integran el consorcio de Airbus. 

El Reino Unido tiene el whisky y la malta incluidos (en las sanciones). Algo habrá ido mal para que un gobierno tan próximo a Trump esté en relación con la lista. 

Esta decisión se disparó luego que la OMC determinara que el constructor aeronáutico estadounidense Boeing perdió casi 6.900 millones de euros en ventas potenciales, debido a subsidios "ilegales" que gobiernos europeos dieron a su rival Airbus, al ofrecer al fabricante de aviones una financiación a un tipo de interés más bajo que los del mercado

Ahora, el Gobierno trabajará junto a la Comisión Europea para alcanzar contra reloj algún tipo de acuerdo que al menos deje en suspenso la decisión de Trump, mientras se trabaja un entendimiento de fondo.

 Los planes del Gobierno 

"El Gobierno utilizará todos los medios diplomáticos que tiene a su alcance para asegurar la eficacia en las negociaciones", respondió este viernes el ministro de Agricultura, Luis Planas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

Planas reconoció que en efecto, los  países que conforman el Consorcio Airbus -Francia, Alemania, España y el Reino Unido- son el "objeto principal" de la medida impulsada por Trump y agregó "el Reino Unido tiene el whisky y la malta incluidos (en las sanciones). Algo habrá ido mal para que un gobierno tan próximo a Trump esté en relación con la lista", agregó el ministro. 

El presidente Donald Trump.

Las fuentes consultadas por LPO, confirmaron que en caso de que fracasen las negociaciones con la UE, el Ejecutivo se reserva la vía diplomática bilateral. 

Las relaciones entre España y Estados Unidos "son buenas" insisten desde Moncloa y no descartan trabajar de manera complementaria a la negociación europea para negociar una atenuación en los aranceles que afecten a productos de España. Este sistema de negociación bilateral eludiendo los acuerdos por bloques comerciales es el que está tratando de imponer a nivel global el presidente Trump desde que llegó a la Casa Blanca.

Su discurso es que el mundo "se aprovechó" demasiado de la supuesta candidez de Estados Unidos y ahora quieren ejercer todo el poder de su país en negociaciones bilaterales.

El sistema de negociación bilateral, eludiendo los acuerdos por bloques comerciales, es el que está tratando de imponer a nivel global el presidente Trump desde que llegó a la Casa Blanca, porque sabe que en una negociación uno a uno el poder de Estados Unidos es determinante.

Como sea, las fuentes consultadas por LPO reconocieron que si la situación se encalla, se podría explorar la posibilidad de una bilateral entre Pedro Sánchez y Trump, aunque por ahora descartan dichos planes. 

Y si la vía diplomática fracasara, el Ejecutivo tiene un tercer as en la manga: Ya ha pedido información sobre qué mecanismos contempla la UE para financiar a los gobierno europeos afectados. También se analiza qué fondos de compensación estarían disponibles desde el propio gobierno para completar estas ayudas comunitarias a los sectores afectados. 

"Posiblemente tengamos esta resolución en no más de 8 o 10 meses. De acuerdo con la tradición de la CE y Estados Unidos, lo normal sería entrar en un proceso negociador para compensar" unas sanciones con otras, una vez hayan sido autorizadas por la autoridades arbitrales que dirimen este conflicto, según Planas. 

El ministro se reunirá con las comunidades autónomas más afectadas el próximo lunes 7 de octubre y con los productores agroalimentarios el martes siguiente para analizar los efectos económicos de implementarse finalmente los aranceles del 25 % a alimentos como cítricos o quesos.