Cataluña
La Policía sospecha que Puigdemont está detrás de Tsunami Democràtic
Su web está registrada a nombre de una empresa domiciliada en la misma isla del Caribe en que estaba el llamado Consell de la República organizado por el ex president

Tsunami Democrátic es una plataforma que impulsa acciones de respuesta ante una eventual sentencia condenatoria contra los líderes del procés. Sus integrantes ya okuparon una sucursal de un conocido banco en Barcelona para denunciar que esta entidad "financió" una campaña del Gobierno contra el referéndum del 1-O. Ahora llaman a la ciudadanía a "dejar lo que estén haciendo" para sumarse a una protesta "prolongada en el tiempo" y amenazan con causar una "crisis generalizada" en España. La Policía vigila sus anuncios en las redes sociales y sospecha, a raíz de algunos indicios informáticos, que el ex president Carles Puigdemont está detrás de las órdenes dadas por este movimiento.

Los agentes vigilan de cerca los movimientos de la plataforma por si llaman a desobedecer el orden constitucional. La web de la plataforma está registrada a nombre de una empresa domiciliada en una isla del Caribe llamada Nieves, y donde estuvo la web del censo del referéndum o la del llamado Consell de la República organizado por Puigdemont. 

El ex president y el actual jefe de la Generalitat, Quim Torra, saludaron la creación de este movimiento. La Policía sigue de cerca los pasos de este ente y explica que su registro fuera de España dificulta su cierre por las autoridades españolas. 

"Cuando salga la sentencia tendrás que dejar lo que estés haciendo. La respuesta que está preparada requiere una reacción inmediata, pero no será solo una acción concreta de un día", advierte este colectivo en un tuit. 

El ambiente sigue caldeado en Cataluña tras las protestas del pasado 1-0. Puigdemont responde a los mensajes de Sánchez y la aplicación del artículo 155 de manera más rotunda asegurando que "probablemente un gobierno en funciones puede aplicar el 155, pero lo debe aprobar el Senado, que está disuelto", dijo en rueda de prensa desde Bélgica. 

El ex president busca ganar tiempo y aseguró que convocará a los cargos electos catalanes para analizar el rumbo que debe tomar el proceso independentista tras la sentencia del Tribunal Supremo asegurando que no tiene previsto abandonar Bélgica cuando se haga pública.