10N
Inquietud en el PSOE ante las encuestas que alejan el objetivo de lograr el 35% del voto
El PSOE ha acelerado todos los plazos de campaña ante la creciente preocupación y la amenaza de ni siquiera revalidar los datos obtenidos el pasado abril

La noche del 26 de mayo hubo casi más fiesta en los despachos de Ferraz que el 28 de abril. La victoria en las elecciones generales se había quedado corta; agridulce porque, al comienzo de la campaña, los socialistas estaban convencidos de que superarían el 30% del voto y los 130 escaños.

Los debates electorales no salieron bien y Albert Rivera y Pablo Iglesias ganaron terreno durante los 15 días de campaña en detrimento del PP y también del PSOE, que se quedó finalmente en el 28% y con 123 escaños, los mismos que había tenido Rajoy cuando no pudo gobernar, y lejos de la mayoría absoluta.

Un mes después, el 26 de mayo, la cúpula de los socialistas tuvo que encajar el fracaso de la izquierda en Madrid, pero recibió con euforia los datos de las elecciones municipales y sobre todo los de las europeas. En las municipales, el PSOE rozó el 30% y en las europeas se fue casi al 33% de los votos; 5 puntos más que en abril.

En las europeas el PSOE se fue casi al 33% de los votos, cinco puntos más que en abril; en Moncloa se tuvo el convencimiento de que en una repetición electoral Sánchez podría superar el 35%

El candidato en las europeas había sido Josep Borrell que apenas había tenido contrincantes de peso, pero en La Moncloa se tuvo aquella noche el convencimiento de que, si había que repetir las elecciones, Sánchez podía superar el 35% de los votos y gobernar en solitario. Algunos piensan hoy que aquello fue un espejismo.

Durante meses los dirigentes del PSOE, cada vez que recordaban los resultados del 28 de abril, añadían de inmediato el dato de la victoria, todavía más clara, de las europeas, sin tener en cuenta que, según todos los expertos, el partido que gana unas elecciones tiene siempre una prima de votos en las semanas y meses siguientes.

[El PSOE teme perder la mayoría absoluta del Senado: "La preocupación es brutal"]

Desde el CIS, Tezanos alimentó también aquel sueño de la noche de las europeas con encuestas que llegaron a darle a Sánchez más del 40% de los votos. El desprestigio de Tezanos y del CIS es total pero los titulares quedaban flotando hasta que en este último barómetro le ha bajado de golpe colocándolo ya por debajo del objetivo del 35%.

Las últimas encuestas han hecho saltar todas las alarmas en Ferraz, porque algunas no garantizan siquiera mejorar los resultados de abril

Las últimas encuestas del resto de las empresas demoscópicas han hecho saltar todas las alarmas en Ferraz porque algunas no le garantizan ni siquiera mejorar los resultados de abril. La preocupación de los cuadros del PSOE desvelados por LPO hace días va en aumento y por eso se han acelerado todos los plazos para lanzar la precampaña.

De momento, el lanzamiento de Errejón, saludado con satisfacción en la Moncloa, le hace daño a Iglesias, pero tampoco mejora las expectativas del PSOE. Mas bien, al contrario; así que habrá que ver cuánto dura ese apoyo.