Thomas Cook
Canarias y Baleares temen "golpe dramático" a sus economías con la quiebra de Thomas Cook
Máxima preocupación por el impacto que el cierre del operador británico tendrá en el turismo de las islas. La crisis se suma al derrumbe que ya venía sufriendo la llegada de turistas alemanes e ingleses

La quiebra de Thomas Cook, uno de los mayores operadores turísticos del mundo, siembra máxima preocupación en Canarias e Islas Baleares por el impacto que provocará en sus respectivas economías. Y también en el resto de España, considerando que el turismo supone más del 14 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel nacional.

De los 600.000 turistas varados en todo el mundo, 30.000 de ellos se encuentran en estos momentos en el archipiélago canario y unos 3.000 en Baleares. España era el principal destino de este touroperador británico con 178 años de historia: llevó más de 7 millones de turistas al país en 2018. En el caso de Canarias, Cook es el segundo operador de las islas y entre enero y agosto había transportado a 2,6 millones de turistas. Solo en Baleares, estaban programados hoy 24 vuelos con esta compañía.

El turismo es la principal actividad económica en Canarias y Baleares y ya venía golpeado en el último tiempo por el derrumbe del turismo alemán y británico -producto de factores como la recesión en Alemania o el Brexit- y el cierre de aerolíneas como Air Berlin, Germania, Niki, Small Planet o Monarch.

Numerosos turistas esperan un vuelo en el aeropuerto de Menorca 

El Govern de Baleares y un grupo de empresas locales intentaron hasta último momento evitar la quiebra. Hubo gestiones del Gobierno nacional a través de la ministra de Industria, Comercio y Turismo María Reyes Maroto, pero al final el Gobierno británico no avaló la otra parte de la operación.

El presidente de la Federación de Hoteleros de Tenerife, Jorge Marichal, aseguró que entre el 20 y 22 por ciento de los turistas extranjeros en Canarias llegaban a través de Cook o compañías asociadas. "Nos hace un roto con la conectividad aérea. Vamos a tardar mucho tiempo en recuperar estos asientos de avión", lamentó en diálogo con Onda Cero.

Marichal también se mostró preocupado por "las deudas que no van a cobrar nunca los hoteleros". "El hotelero se queda sin cobrar y sigue teniendo la responsabilidad de alojar el cliente porque no lo va a dejar en la calle", indicó, más allá de las reclamaciones posteriores que se pueden hacer ante las aseguradoras.

 El presidente de Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT),  José María Mañaricua, consideró que la quiebra puede ser "dramática para aquellos establecimientos hoteleros y complejos de apartamentos que dependen solo de esta compañía de viajes". "El mercado británico, alemán y escandinavo se vería muy afectado, el cual tiene un peso fundamental en nuestro negocio", añadió.

Pedido de planes de contingencia

Según indicaba en su sitio web antes de que fuera dado de baja, Cook trabajaba con 29 hoteles en Baleares, 20 en Canarias y seis en el resto de España. Se teme la pérdida directa e indirecta de miles de empleos. 

"Es una situación dramática para el sector turístico", dijo la diputada canaria Melisa Rodríguez, de Ciudadanos. "En Baleares había reservadas unas 350.000 plazas turísticas de aquí a diciembre que ahora no se llevarán a término. Y hay casi 1000 empleos directos que dependen de este operador".

Como los pagos del touroperador se hacen a 90 días, habrá deudas que serán imposibles de saldar. "Esperamos no ver imágenes como las de Túnez, en las que hay hoteles que no dejan salir a sus turistas hasta que la compañía salde la deuda", dijo Rodríguez.

Joan Mesquida, ex secretario de Turismo de Baleares y miembro de Ciudadanos, criticó que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez "no haya activado plan de contingencia", ya que "esta quiebra se veía venir". Y solicitó la comparecencia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos. 

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, informó de que presentará esta tarde un plan de contingencia y coordinación para afrontar la situación. Además tiene previsto una reunión con Maroto, quien pidió  "tranquilidad" a los turistas afectados.

Mensaje de tranquilidad de Meliá

Meliá Hotels International, la mayor cadena hotelera española, intentó enviar un mensaje de tranquilidad ante la situación. "Aunque estimamos que tendrá un importante impacto en la distribución de las plazas aéreas en el corto plazo, mantenemos la confianza en que la misma podrá reordenarse en pocos meses", indicó.

En un comunicado, aseguró a los "a los clientes que ya estén alojados y hayan reservado sus estancias" con Meliá a través de Cook que tienen la garantía de que podrán concluir sus estancias "en las condiciones contratadas".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.