Elecciones
Sánchez dice que "no dormiría por las noches" si fuera presidente con un ministro de Podemos
El presidente del Gobierno en funciones tiene claro que no volverá a repetir la oferta del Gobierno de coalición tras el 10N

 El presidente del Gobierno en funciones desvela que "no dormiría por las noches" si fuera presidente con un ministro de Unidas Podemos. Sánchez tiene claro que no volverá a repetir la oferta del Gobierno de coalición tras el 10N. La "desconfianza" mutua entre ambas formaciones es el motivo que esgrime el jefe del Ejecutivo para negar esa posibilidad, en una entrevista en La Sexta, tras el fracaso de su investidura. 

"Hoy podría ser presidente del Gobierno pero el problema sería aceptar que el ministro de Hacienda fuera una persona del círculo cercano del señor Iglesias, con poca experiencia de gestión. Sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche", dijo el líder socialista. Sánchez, en claro tono electoral, explicó que no quería ser presidente a cualquier precio y que la oferta de Podemos era tener "dos gobiernos en uno". 

El presidente anunció la creación de un órgano para controlar el grado de cumplimiento de las 370 medidas que propuso como programa electoral junto con algunos colectivos sociales. Explicó que será un órgano aledaño al Gobierno formado por personas de la sociedad civil que se encargarán de fiscalizar si se cumple lo que acordó con estos colectivos. El jefe del Ejecutivo también anunció que cumplirá su compromiso con los sindicatos y subirá el sueldo a los funcionarios y el Salario Mínimo Interprofesional. Medidas de dudosa aprobación por la inminente convocatoria electoral. Los expertos señalan que Sánchez casi no tendría tiempo material de aprobar estas medidas por la convocatoria electoral y, de salir adelante, sería este viernes en el Consejo de Ministros. 

Errejón antes que Iglesias

El presidente del Gobierno alabó la figura de Iñigo Errejón, tras ser preguntado sobre su posible candidatura para las generales. "Nunca he hablado con Errejón, pero he visto cosas que me parecen positivas y esperanzadoras", señaló. Sánchez destacó que Errejón hubiera aceptado la propuesta de Gobierno del PSOE -una vicepresidencia y tres ministerios- y recordó que, incluso, "estaba dispuesto a dar los votos gratis en la Comunidad de Madrid para que la ultraderecha no tuviera influencia". "Hay diferencias muy notables en cómo entiende la política el señor Errejón y el señor Iglesias", lanzó el socialista. 

 [La duda de Errejón sobre 'Más País': "Lo único que no queremos es perjudicar un Gobierno progresista"]

A estas horas, es una incógnita si el líder de Más Madrid se presentará a nivel nacional. Dirigentes de esta formación e incluso de otras presionan a Errejón para que dé el paso y planté cara a su antiguo partido, Unidas Podemos. Al competir en el mismo espacio político, el partido de Iglesias podría perder muchos votos de cara al 10N. Algunos sondeos apuntan que también 'quitarían' votos al PSOE. El secretario de Organización del PSOE dijo este jueves que no tienen "miedo" y animó a Errejón a presentarse. 

"Pocas posibilidades" de entendimiento con Rivera

El presidente también tuvo palabras para Cs asegurando que hay "muy pocas posibilidades" de entenderse con Rivera señalando que su última propuesta, pedirle una reunión para negociar Gobierno in extremis, fue "ilusionista" y "no se la creyó nadie". Le reprochó que ahora en campaña busca a ese votante "desconcertado y desencantado" por sus giros políticos. 

Una entrevista muy reveladora donde Sánchez marcó a los suyos la línea y el relato electoral a seguir. Al acortarse los plazos, con tan sólo ocho días para hacer campaña, los socialistas no pierden el tiempo y se centran en culpabilizar a Podemos, PP y Cs del bloqueo y la vuelta a las urnas. Los expertos explican que si el presidente asumiera errores, tras el fracaso de su investidura, el resto de formaciones podría utilizarlo en su contra y pasarle factura en las urnas. Un candidato debe dar siempre imagen de triunfador, nunca de culpable.